Blog Archive

Wednesday, July 24, 2013

CRF 450 supermotard en venta

Vendo mi moto se entrenamientos Honda CRF 450 preparada para supermotard (solo ha hecho entrenamientos). La moto esta en perfecto estado de funcionamiento y en los últimos años apenas se ha cogido 4 o 5 veces al año.

La preparación que tiene es la siguiente:

Llantas completas Excel con aro y buje forjado Excel de 32 radios de 16.5/17 y 5.00/17

Bomba de freno radial con pinza de 4 pistones y disco de 320 de MotoMaster.

Suspensiones rebajadas y taradas para asfalto.

Asiento rebajado. Guardabarros delantero corto.

Tijas triples de kite performance con manillar Renthal, cubremanetas y tornillería de titanio.

Precio: 3500 €

Sunday, July 7, 2013

Mes 1 de la nueva vida

Hola, amigos. Ha pasado ya un mes desde mi accidente y creo que es pertinente hacer una breve entrada hablando de la evolución de las heridas y fracturas, por diversos motivos. Uno de ellos, es que hay mucha gente que me pregunta y quieres saber de mi evolución. Como no puedo contestar a todo el mundo pues creo que debía hacer esta entrada. Otro motivo es que también hay mucha gente que me escribe y me da ánimos e incluso me consultan que si ya he empezado a rehabilitar y si me podré subir a la moto en breve. Por desgracia para mí, creo que hay todavía mucha gente que no se ha dado cuenta de la gravedad de las lesiones, lo cual puedo entender en parte debido a que quizás este haya sido el accidente con consecuencias más graves de la historia del TT sin que el piloto se haya ni siquiera bajado de la moto. 
 El caso es que justo hoy, después de un mes, he conseguido dormir unas seis horas seguidas lo que es un récord para mí. Así que, a pesar de la medicación y los parches de morfina, me levanto con un poco de ánimo para poder escribir esto. 
 Más trabajo tenéis una foto de los rayos equis justo después de la caída. En en ella no se ve la tibia pero estaba rota por varios sitios y me tuvieron que reconstruir con placas y tornillos también. 
 La situación actual al día de hoy es que sigo muy medicado, y cada tres o cuatro días tengo que ir a que me curen el injerto de piel, que aún está lejos de cicatrizar, máxime cuando el jueves pasado, bisturí en mano, el cirujano tuvo que hacer una limpieza exhaustiva al ver que se estaba infectado en algunas zonas...mientras yo hacía virguerías por no marearme. Vamos a ver este lunes cuando vuelva a verle para otra cura.
La zona donante está delicada también aunque fuera de peligro. 
Habiendo perdido la rótula y sin posibilidad de ninguna prótesis pues no hay donde agarrarla, más los tornillos y placas de las múltiples fracturas, ni un Lance Armstrong «real» podría volver a tener la misma condición física anterior. Siempre hubo dos razones por las que dejaría de correr un día. Falta de motivación o incapacidad de estar al 100 % físicamente como es imprescindible cuando pilotas una bestia de 1000 c.c. He sido tan soñador como realista, y está mía de ahora, es una realidad que no puedo obviar, por desgracia. 
De cualquier manera, para lo que sea capaz de recuperar, tengo que pasar por los plazos que me han dado los médicos. Empezar estos días a intentar doblar algo la rodilla (consigo entre 5 y 10 grados a día de hoy) y no poner nada de peso absolutamente en la pierna hasta septiembre. A partir de ahí, aprender a andar otra vez, lo que con suerte quizás pueda hacer haya cuando este maldito año agonice. 
Ahora mismo me muevo con muletas con dificultad y con una silla de ruedas si tengo que salir a la calle. En mi cabeza quedan todos esos mil pensamientos cruzados entre la satisfacción y la ultra velocidad, y entre las lágrimas y tristeza de moverme a mi mismo en una silla a la velocidad de los escarabajos... 
Montar en una moto ni me preocupa lo más mínimo pues todavía no veo claro que vaya a andar y cómo, como para pensar en hacer cualquier otra cosa no imprescindible para la vida. Competir, utilizando mi físico, es algo del pasado para mí, aunque seguiré haciéndolo en otros órdenes de la vida por simple necesidad cognitiva. 
Un poco más si que me preocupa el poder vender las motos para afrontar las deudas y mirar al futuro con tranquilidad, por que la competición, como a tantos otros "equivocados" como yo, me ha dejado muy tocado el bolsillo y tengo obligaciones, más o menos buscadas, como todo el mundo "mundano" , que tendré que afrontar. 
De nuevo, me despido agradeciendo todos los mensajes de ánimo que ye recibido y toda la ayuda de mis amigos en todos estos años y durante estos momentos tan difíciles. 

VideoBar

This content is not yet available over encrypted connections.